Contra Reloj (Live Mix)

May 29, 2014 by

A diferencia del estudio donde todo parece estar más "controlado", en el audio en vivo la presión aumenta rápidamente cuando el tiempo se convierte en tu peor enemigo, en la escuela siempre nos vendieron la idea de que profesionalmente se respetan los horarios, debe darse una hora de soundcheck como mínimo, que envías previamente un rider técnico, un input list y un stage plot con tus requerimientos, nos enseñan a que en la planeación se encuentra la perfección de nuestro trabajo. Pero… ¿qué pasa cuando no existe nada de esto?.


Desafortunadamente (y no sólo ocurre en México) no se le da la importancia debida a las bandas abridoras, las pruebas siempre se realizan con la banda principal por obvias razones, jamás se comparte backline o inputlist, así que tu set será completamente diferente al de ellos, mandaste un rider y un input que por alguna razón siempre se pierde y va a aparar al mismo lugar donde llegan las plumillas que guitarra cuando no las encontramos, y cuando faltan 10 minutos para que entre la gente, llega el stage manager y te dice: "comiencen a montar para su soundcheck, tienen 10 minutos.

¿Qué hacer? o ¿qué no hacer?

Les contaré una anécdota que me ocurrió en el Palacio de los Deportes; era el concierto de Avenged Sevenfold en 2011. La banda abridora: "Here Comes The Kraken", en ese entonces se me dio la oportunidad de trabajar con ellos como FOH ya que acabábamos de trabajar juntos grabando el Hate greed and Dead. La prueba de sonido de Avenged duró 6 horas, nosotros debíamos entrar a soundcheck a las 4pm pues las puertas se abrían a las 6pm, pues justo a las 5:51 de la tarde es cuando nos dan luz verde para subir todo al escenario y comenzar el famoso "soundcheck", fui a la consola (una venue profile de digidesign) y me topé con Nigel Paul, extraordinario ingeniero no solo de Avenged Sevenfold, también de Steve Vai y Dream Theater entre otros, lo primero que hizo después de que lo saludé fue preguntarme si no habíamos hecho pruebas ya, le respondí que no, que apenas iniciaría… se mostró muy sorprendido y me dijo sonriendo: "whatever you need, just tell me" (cuya traducción literal en ese momento para mi fue: está cabrón tu caso pero… buena suerte"), me dio una palmada en la espalda y se hizo para atrás, me volvía loco con la consola, traté de acomodar los EQ y los compresores como usualmente lo había hecho con la banda en el estudio, sin embargo era la primera vez que trabajaba con ellos en vivo, la ganancia la dejé a menos de 1/3 en cada pre para tener mejor margen, activé mis gates solo para acomodar el threshold cuando supiera el rángo en que Davis tocaría, comencé a armar mis VCAs, mandar a plugins de salida para los grupos, y cuando más enredado estaba por la presión del tiempo se me acerca Nigel Paul, me da otro golpe en la espalda y me dice con una tranquilidad inefable lo siguiente:

"Go to the Basics" (ve a las bases), VCAs, Subgroups and plugins doesnt have any sense if there is no sound, so "GO TO THE BASICS" 
(traducción: todas esas pendejadas que estás poniendo no sirven de nada si no hay sonido)

Fue una cubetada de agua fría que me hizo cambiar el chip de inmediato, paralelo a ésto la banda se estaba montando en el escenario, de pronto se escuchó un grito: "una rola una rola ya por que va a entrar la gente", en ese momento la banda comienza a tocar, se escucha el sonido lejano proviniendo de los monitores de piso y los amplificadores de guitarra, el PA ni siquiera estaba abierto, comencé a hacer un linecheck con los audífonos y ahí me di cuenta de que el input list que se envía con 3 semanas de anticipación no sirve para nada, de pronto… silencio, me grita Tore desde el escenario: ¿qué tal se escucha allá Rulo?, yo le sonreí y con mi mano hice la clásica señal metalera (esa de los cuernitos), Tore se retiró del escenario al parecer confiado en que todo estaba bien, sin embargo mi cabeza se volvía loca, no se escuchaba absolutamente nada en el PA, no estaba muteado el master ni los canales, no tenía idea de dónde se des muteaba la amplificación del palacio para checarlo, el caso es que la gente comenzó a entrar y ya no había oportunidad de mayor prueba, comencé ahora si a mover los Eq de cada canal, mandar phantom a los micros que lo requirieran de acuerdo al input que se habían armado en ese momento, setear ganancias, corte de grabes, fase de la tarola, etc. Me olvidé por completo de todo lo boutique y me fui a lo básico, tal como me lo sugirió Nigel. Había dos horas entre ese momento y el inicio del show, sin embargo eran muertas, no podía hacerse ya prueba alguna, fui con la banda y fui muy sincero, tal vez demasiado… ahí cometí uno de los errores de los que más he aprendido, a la banda debes darle seguridad siempre, no importa cuán complicado se vea el panorama, ese es tu trabajo, dejar que la banda se preocupe por tocar y tu a solucionar problemas y como sea hacerlos sonar bien, las quejas y pretextos que puedas decirles solo generan desconfianza, de plano les dije que no sonaba absolutamente nada, que por favor hicieran paro antes de la primer rola y corrieran las secuencias y tocaran un poco libre, al menos para saber que llegaba todo y ahí comenzar a hacer lo que en estudio llamamos rough mix, dijeron que si que no había problema, sin embargo sentí que lo único que transmitió mi sinceridad fue inseguridad para ellos.

Llegó la hora del show, las luces se apagaron, la secuencia comenzó a sonar, subí todos los faders a nominal (al menos debía sonar algo), lo más importante era el bombo para ellos así que comencé con él, de ahí el resto de la bataca, las voces, el bajo y las guitarras, a pesar de los gritos del público en ese momento no escuchaba otra cosa que no fuera la banda, de pronto sentí que todo se movía, pensé que me estaba mareando de los nervios e iba a desmayarme o algo así, pero no… En realidad el piso se cimbraba y el Palacio estaba temblando, entonces levanté la cabeza un momento y vi al público saltar al unísono provocando que el piso temblara, gritaban como locos, sin duda estaban contentos; entonces mi mente se liberó, comencé a mezclar con más calma pues había convencido parcialmente a 7,000 metaleros de que el sonido era bueno, yo sabía que no estaba sonando como quisiera, las primeras rolas no eran una mezcla propiamente, más bien era como si los ingredientes estuviesen dando vueltas en una licuadora sin filo, solo los machaca pero no los une como se debe. Sin embargo fue mi primera experiencia en un escenario de esa magnitud y no la cambiaría por nada, cometí demasiados errores quizás, pero son precisamente los que quiero transmitirles, es de los tropiezos de donde más se aprende, finalmente cualquiera puede hablar de sus éxitos ante el mundo escondiendo sus fracasos, pretendiendo que de la perfección la gente aprenda algo, sin embargo siempre se aprenderá más de los fracasos que de los éxitos, y créanme que al disfrutar incluso de los momentos más difíciles, serán capaces de aprender tanto que al paso del tiempo llamarán éxito a aquello que alguna vez nombraron fracaso.

Saludos.    Raúl Rueda


LES DEJO ALGUNOS VIDEOS QUE TOMÓ LA GENTE  ;)



INICIO PRIMER ROLA:

NEVER REGRET TERCER ROLA:

    Comment on this article

    or